Emblema de la Guardia Civil del Perú
  ... Página principal
   

HOMENAJE A LOS PATRIOTAS DE LA ANTIGUA GC

El mes de los héroes olvidados
Capítulo de las victorias de 1941 es desconocido por la mayoría.
Miembros de la Guardia Civil, hoy PNP, fueron héroes en esas jornadas.

Por Hernán Gaviria Panchano*

Para todos nosotros, julio representa la celebración de la Independencia, pero la mayoría desconoce que se trata del mes glorioso del Perú en que policías realizaron hazañas heroicas, conquistando puestos ecuatorianos. Hoy, solamente un monumento casi oculto en el Campo de Marte, en Jesús María, los recuerda.

El 5 de julio de 1941, el batallón ecuatoriano Cayambe Nº 11 atacó el puesto policial de Aguas Verdes, defendido por 15 guardias civiles al mando del alférez GC Miguel Bocángel Cuadros. Ellos resistieron durante dos horas, después llegaron refuerzos del Ejército y la Guardia Civil (GC), y tras seis horas de combate se consiguió rechazar la agresión.

Al día siguiente fueron atacados siete puestos de la GC, lo que obligó a nuestro Ejército a usar su artillería y aviación, rechazando a los rivales. El 7 de julio, el ataque se concentró en el antiguo puesto peruano de El Corral, siendo repelido con fuego de fusilería.

El 23 de julio, a las 06.30 horas, nuestros vecinos atacaron nuevamente siete puestos policiales, trabándose una gran batalla hasta la medianoche, consiguiéndose fijar a nuestros rivales en el sector de El Porvenir-La Palma, para después lograr la toma de la ecuatoriana Quebrada Seca.

A la mañana siguiente tuvo lugar la batalla de Zarumilla. Entre las operaciones de nuestras Fuerzas Armadas, se tomó Huaquillas con la intervención nuevamente del alférez Bocángel, junto a personal del Ejército y la Policía. En el intento de ser los primeros en cruzar el río Zarumilla y atacar directamente a nuestros rivales, murieron fulminados por el fuego contrario los guardias Neptalí Valderrama Ampuero, Justo Pastor Ismodes Nadal y Leoncio Martell Acosta, este último fue encontrado al día siguiente, acribillado a balazos y con múltiples heridas de bayoneta.

Tras sangrienta lucha nocturna en zona boscosa, el 25 de julio el teniente GC Alipio Ponce Vásquez, junto a miembros del Ejército y la Policía, conquistó el puesto de Carcabón y capturó su bandera. Ese mismo día, a las 14.30 horas, era atacado el puesto de Huásimo o Palo Negro por el batallón Carabineros de Machala Nº 3. El teniente GC Carlos León Olaya y sus 20 hombres fueron a la vanguardia y contraatacaron al enemigo.

Tras cuatro horas y media de lucha, los policías tomaron Palo Negro.

El 26 de julio, el héroe de Quebrada Seca y Carcabón, Alipio Ponce, con policías y apoyado por la artillería del Ejército, tomó el puesto de Huabillos después de tres horas y media de combate, arrebatándoles otra bandera a los rivales.

Cuando tocaba festejar el aniversario patrio de ese año, 28 de julio, el capitán de corbeta Pedro de la Torre y los tenientes AP Díaz Zumaeta y Salvador Mariátegui y Cisneros, y en destacada actuación del sargento primero GC Luís Flores Montani y 11 policías, desembarcaron en Payana y consiguieron izar la Bandera Nacional.

Veinticuatro horas después, nuevamente el héroe de Palo Negro, teniente GC Carlos León Olaya; el subteniente EP Eduardo Astete Mendoza, policías y militares intervinieron en la toma de El Progreso y Quebrada de Cazaderos, donde murió heroicamente Astete.

El 31 de julio, los peruanos iniciaron la ocupación de la provincia ecuatoriana El Oro, la cual fue devuelta al país vecino el 12 de febrero de 1942, sin pago de indemnización alguna.

El 11 de septiembre, después de firmarse el armisticio del 31 de julio, una patrulla de reconocimiento, comandada por el capitán EP Alfredo Novoa, resultó emboscada en Porotillo, donde fueron liquidados todos los peruanos, entre ellos Alipio Ponce Vásquez. Los sargentos segundos Emiliano Tapia Díaz, de la Policía (Guardia Civil); y César Novoa, del Ejército, fueron hechos prisioneros, siendo liberados el 2 de diciembre de 1941.

Esto es parte de una historia que autoridades y medios de comunicación deben considerar para celebrar el glorioso mes de los peruanos.

Son héroes de victorias y no de derrotas. Tengo fe que en algún momento comisarías y calles del Perú llevarán sus nombres.

Cifras y datos

  • 22 puestos de vigilancia tenía la Guardia Civil en 120 kilómetros, desde el mar hasta la cota 376, en Quebrada Lajas, frontera con Ecuador.

  • 1954. Los tumbesinos los homenajearon con un obelisco, adonde se llevaron los restos de los héroes policiales caídos en el conflicto de 1941.

  • 1988. Año en que fue creada la Policía Nacional del Perú (PNP), heredera de la Guardia Civil (GC), Policía de Investigaciones (PIP) y Guardia Republicana (GRP).

Guardias Civiles

Muertos en acción de armas en 1941: teniente Alipio Ponce Vásquez (Porotillo); sargento segundo Carlo Magno Falcón Cisneros (Casitas); guardia Neptalí Valderrama Ampuero (Aguas Verdes); guardia Leoncio Martell Acosta (Aguas Verdes); guardia Alberto Leveau García (Casitas); guardia Justo Pastor Ismodes Nadal (Huaquillas); guardia Abelardo Núñez de la Veaux (Caravana); y guardia Luis Zumarán Carpio (Porotillo).

* Coronel PNP-GC (r) y autor de la obra Héroes olvidados. Sus hazañas en la brillante victoria peruana de 1941 (2007).

Fuente: Diario Oficial El Peruano de 26 de julio de 2007.

 

2306